21 de Maggio de 2024 02:43

Gli studenti del sud di Tenerife chiedono autobus diretti verso l’università La Laguna

I numerosi studenti che dal sud di Tenerife ogni giorno si recano all’università sono costretti a fare scalo e cambiare autobus a Santa Cruz, dilatando considerevolmente i tempi necessari per recarsi a lezione.

El Cabildo de Tenerife, a través del Transporte Interurbano de Tenerife (Titsa), anunció el pasado mes de octubre la habilitación de dos líneas de guaguas lanzadera hasta la Universidad de La Laguna (ULL) con el objetivo de “mejorar la movilidad, especialmente de la comunidad universitaria del norte de la Isla”. Las largas colas de la TF-5, los problemas de conexión y la necesidad de acaparar en un vehículo los desplazamientos, convirtienten esta decisión en un gran paso hacía adelante para los universitarios y universitarias que residen en el norte de la Isla.

En el mismo sentido, los estudiantes de la ULL que habitan en los municipios sureños esperan por algún proyecto de líneas lanzaderas para solucionar los mismos problemas.
Es por ello que Andrea Carrero y David Bonalde, dos estudiantes de la Universidad de La Laguna que se encuentran cursando tercero de carrera de la modalidad de ADE, crearon “Propuesta Línea de Guagua”, una cuenta de Instagram, Facebook y página web que busca firmas de particulares y estudiantes que se sumen a la causa para habilitar la primera línea directa de guaguas que una el sur de la Isla con el intercambiador de La Laguna. “Gracias a nuestra amiga, Danitza Gonzáles, pudimos llevar a cabo la creación de contenido para redes sociales y la elaboración de la página web”, explica Andrea.

David vive en Llano del Camello, en San Miguel de Abona y Andrea reside en Adeje. ”En primero de carrera nos tocó el horario de tarde, no podíamos pagar un piso y decidimos con nuestros padres subir y bajar todos los días lectivos. Al principio iba todo bien, pero el cansancio mental y físico empezó a hacer mella. Nos levantábamos a las 9.00 de la mañana y volvíamos a las 23.00”, relata el estudiante.

En su web citan como “un estudiante promedio del Sur tarda entre cuatro y seis horas en realizar su trayecto de ida y vuelta al centro universitario”. La idea se crea no solo para ayudar a estudiantes, sino como ellos detallan: “También a residentes que necesitan ir a La Laguna y turistas que quieran conocer al completo la isla de Tenerife”.

Uno de los ejes principales de su propuesta trata sobre reducir la huella de carbono. También promueve el ahorro de tiempo del estudiante ya que “esas horas se pueden utilizar para estudiar o descansar”, explica Andrea. “Normalmente tenemos que vivir con la realidad que hay en las carreteras y en las paradas: colas, accidentes, sofocos esperando la guagua, retrasos, la probabilidad de que la guagua llegue llena y haya que esperar a la siguiente… estos problemas la gente no cuenta con ellos”, lamenta David. “Por un lado entendemos que hayan más estudiantes en el Norte que en el Sur, pero solucionar los problemas de movilidad de los estudiantes de una zona y a los de la otra que tienen el mismo problema, no lo entendemos”, sentencia Carrero.

Ambos recuerdan el día que se les marcharon tres guaguas delante suyo. “Nos pasaron 3 líneas dec la 010 por delante sin parar. Fue frustrante”, asiente David. El evento desencadenate de su idea fue el día que conocieron que se aprobó el proyecto de lanzadera de los municipios del Norte a la Universidad: “Nos quedó la mosca detrás de la oreja”. Relatan cómo la negativa a crear una línea sureña supone “una desigualdad entre estudiantes”. “Hay ocho guaguas conectadas entre la zona norte y La Laguna y aún así hay deficiencias. No hay ni una que conecte los municipios del Sur. No estamos en igualdad de condiciones”, concreta Andrea.

Andrea y David saben de la dificultad de llevar a cabo su proyecto, pero para ellos es muy sencillo: “Esto es una balanza: en un lado está quedarte con tus familiares y amigos y por el otro estar alejado de ellos”. Andrea expresa uno de los problemas que viven miles de estudiantes: “Nadie se plantea subir y bajar para estudiar, pero hay que hacerlo realidad”. Tratan la espantada del “talento canario” y como esta idea promueve retener a los mejores estudiantes. “Propuesta de Línea de Guagua hace que se evite una fuga de cerebros en Canarias”, certifica.

“Estamos muy felices con la acogida. Tenemos 2.336 firmas físicas y 2.875 online. Estudiantes, padres y personas de la calle nos han apoyado, pero no es suficiente”, acepta David. Ambos expresan cómo han sentido muy alejadas a las instituciones. A su vez agradecen a la ULL el trato, ya que ”ha sido una parte importante de que la propuesta vaya hacia delante, e incluso el rector nos firmó una carta de apoyo y mandó la propuesta a los municipios”, resalta David con orgullo. Tuvieron una reunión el pasado año con el rector Francisco Javier García Rodríguez.

Precedente
Successivo
Precedente
Successivo

Le ultime notizie